martes, 1 de enero de 2013

¿Quién dijo Micro?

Desarrollar una empresa va más allá del reto que conlleva el mismo nombre… Micro Empresa. 
 
Es una batalla campal de habilidades, aptitudes, pero sobre todo supervivencia; donde vas identificando qué funciona y qué no; qué sabes hacer y qué no…    Es cuando comienzas la “Aventura Empresarial”… cuando realmente dices: “sigo” o “me quito”.
 
En el proceso de comenzar un nuevo proyecto, te esmeras en tener el mejor equipo tecnológico y material (tarjetas de presentación, “brochure”, presentación corporativa) necesario, el cual te facilita la búsqueda de clientes.  Te esfuerzas en concretar citas y volverte visible… e invencible! para que los jaguares no te coman vivo al darse cuenta que la empresa con la que están compitiendo por el contrato tiene  a “Cuca Gómez” como empleado-empresario.  
 
En otras palabras, eres quien se encarga de correr todas las bases para que el cliente potencial (prospecto) confíe en tu conocimiento y perciba que tienes un equipo de trabajo que te respalda las 24 horas del día.
 
Pero,  ¿qué sucede cuando consigues el cliente y él quiere reunirse en tu oficina, para conocer a tu equipo y las facilidades?  Que… por cierto, es tu automóvil o la mitad de la sala de tu casa…
 
“Lo siento, no tengo oficina”… No es una respuesta válida… El cliente quiere firmar ese jugoso contrato y que le invites un rico café preparado por tu adorable asistente… Así que es hora de convertirnos en un Macro… y dejar de ser Micros!:
 
• Agarra el teléfono- llama a las personas indicadas que sabes pueden brindarte apoyo.  Invítalos a participar en la reunión con tu cliente.
 
• Háblale a tus colegas- pertenecer a la misma industria no siempre implica competir; también estamos para apoyarnos.
 
• Crea alianzas- Identifica cómo tus servicios y/o productos se pueden integrar con otros y haz acuerdos beneficiosos para ambas empresas.
 
• Reúne a tu equipo virtual- es importante que se conozcan, y sepan la labor de cada uno.  Ahora todos son parte de TU empresa!
 
• Establece una estrategia- busca un centro de reuniones, coordina un café, crea una agenda para la reunión.
 
• Define los puestos de trabajo- y quién hará qué durante la visita de tu cliente.
 
• Identifica las prioridades de la reunión.  Todos deben hablar de lo mismo… Tu Empresa!.
 
• Macro= Micro- Trabajen por un bien común, bien dicen por ahí: Hoy por ti, mañana por mí.    El objetivo final es que te ayuden y apoyen frente al cliente.
 
• Firma el contrato con el cliente!
 
• Agradece a tu equipo virtual- celebren los logros y compartan impresiones. Sus comentarios y sugerencias te ayudarán a realizar un mejor trabajo cada día.
 
Y por último: Sigue trabajando para brindar calidad en el servicio…!!

La autora, Elgeen Edmeé, M.A., es Directora de Mujer Empresaria ASOPYMES. Para más información puede visitar la página en Internet: www.mujerasopymes.com o llamar al 787.645.5840/ 787.454.2463.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos:

Me parece interesante este artículo. Mi experiencia es que lamentablemente en ciertos negocios la camaradería es casi inexistente. En mi caso particular, colegas me han insultado por email por mis precios, la esposa de uno me llamó presionando para que yo subiera mis precios, cosa que es ilegal y por supuesto no hice, y cuando me encuentro con otros en los locales de mis suplidores y ven mi vehículo rotulado las miradas son de muy pocos amigos. Es una pena esto porque en mi campo es innecesaria esta actitud, ya que hay trabajo para todos. Solo tengo 2 colegas que me ayudan, me prestan equipo cuando lo necesito y nos referimos clientes mutuamente. Gracias a Dios todo me ha ido bien a pesar de esto.

lorain jhon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.