lunes, 23 de mayo de 2016

El emprendimiento se ha convertido en un tema tope en las conversaciones relacionadas a los negocios y al desarrollo en los últimos años. El mismo se ha ganado su propio auge, prometiendo a los que lo llevan a cabo, el cumplimiento de su sueño de dar a conocer su idea y triunfar. Pero la verdad es que va mucho más allá de solo tener una idea de negocios en la cabeza, para que tu emprendimiento triunfe, debes invertir no solo dinero sino tiempo y esfuerzo.

América Latina no escapa de la creciente ola de emprendimientos, “Start Ups”, o cualquier otro modelo que signifique la puesta en escena de diferentes proyectos con nuevas ideas, con el fin último de elegir a los mejores y ayudarlos a crecer. Algunos de los sectores que han recibido más financiamiento a través de estos esquemas son aquellos orientados a redes sociales, a las áreas de tecnología financiera y salud.  Así que si tienes una idea en mente, te ayudaría guiarla a estas áreas si necesitas apoyo financiero.

Nuestro continente se caracteriza por tener una gran cantidad de emprendimientos, por alguna razón los latinos siempre tienen una idea en la cabeza, pero, en muchos casos, los mismos fracasan. Esos fracasos en gran parte están directamente relacionados con la falta de apoyo a nivel gubernamental. La burocracia a nivel gubernamental en el continente supone una barrera a muchos de estos nuevos negocios. En ciertos casos, la barrera es administrativa y en otros está en el gran apoyo que tienen los grandes monopolios que no permiten la entrada de nuevos jugadores al terreno.

Entonces, ¿qué puedes hacer si quieres formar parte de las estadísticas positivas de nuestro continente? ¡Aclara y registra tus objetivos e ideas! Eso es lo principal. Si no tienes bien delimitada tu idea, divagarás y eso te hará perder tiempo y también dinero. Infórmate bien al respecto de las áreas o sectores con mayor demanda, eso te ayudará de alguna forma a saber cuál es el público que tienes disponible. ¡Solo queda intentarlo! Puede que falles, pero también puede que triunfes. Estos son negocios riesgosos y es lo primero a lo que debes estar dispuesto al comenzarlo.

Cree en tu idea, formúlala, véndesela a los demás, hazlos amarla tanto o más que tú, no es imposible –además es bastante posible que así consigas quién te financie-. El futuro de una  Latinoamérica próspera depende de nosotros, de nuestra capacidad de reinventarnos, de adaptarnos, de construir cosas nuevas; forma parte de eso a tu manera y estarás contribuyendo con tu granito de arena para el continente.



Lic. Marianna González / NEUVOO   Para mas informacion puedes contactarte a www.pr.neuvoo.com
Todo el contenido generado por neuvoo está protegido por derechos de autor, por lo que cualquier omisión en la identificación de su origen empresarial o sus autores al momento de publicarlo o difundirlo en el entorno digital configura una infracción a los mismos, así como el uso sin autorización en cualquier medio digital conocido o por conocerse.







sábado, 11 de octubre de 2014

“Las 4 P”…  económicas de la Empresa
 
Administrar una empresa, desde el punto de vista económico (efectividad y dividendos), conlleva el manejo de múltiples variables que se entrelazan y pueden hacer la diferencia entre una empresa promedio y una exitosa.
 
Los 4 elementos críticos, en este aspecto son: El Presupuesto, las Proyecciones de Venta, el Precio de adquisición (costo) y; el Precio de Venta.
 
El Presupuesto: Es un resumen claro y detallado de todos los gastos necesarios para operar la empresa.  El desarrollo de un presupuesto nos permite prever la necesidad de efectivo a utilizar (gastos) durante el mes, para asegurar el flujo de las operaciones.
 
Proyecciones de Venta: Representan nuestras “expectativas” y metas de venta de cada mes.  En cierto sentido es una medida del “ingreso proyectado” de la empresa. Las proyecciones de venta deben asegurar un ingreso mínimo, equivalente a la proyección de gastos; para que la empresa no pierda dinero.
 
Precios de Adquisición: Incluye todos los gastos necesarios para producir un artículo o brindar un servicio.  Con estos datos se determina el costo unitario (BOM) del producto.  Nos sirve de herramienta para llevar tratar y negociar con nuestros suplidores; de forma tal que podamos reducir nuestros costos operacionales.
 
Precio de Venta (PV): Es el precio al que voy a ofrecer mi producto al mercado (consumidor).  EL precio de venta es una estrategia que puede estar definida; entre otras cosas, por: el margen de beneficios que quiero tener, el volumen de ventas proyectado y mi costo unitario.  Puedo usar el PV (precio de venta) como herramienta de negociación, solamente si estoy claramente definido en los parámetros definidos con anterioridad.

Típicamente nuestras empresas:
 
a) Ponen precios de venta basado en el precio de la competencia
b) No consideran el volumen de ventas como estrategia de ventas en si misma.
c) No tienen metas de ventas diarias o por mes (proyecciones).
d) No sabemos nuestros costos reales de producción y, por lo tanto…
e) NO sabemos nuestros márgenes reales de ganancia!
EN la integración de estos 4 elementos puedes tener la disponibilidad de múltiples herramientas de trabajo, para poder administrar más eficazmente tu empresa y, a la vez;
 
¡AUMENTAR TUS GANANCIAS Y REDUCIR TUS COSTOS!

El autor (Ing. Francisco Santana) tiene más de 20 años ofreciendo servicios de reducción de costos y soluciones de ahorro para las empresas de servicio y/o manufactura. www.reducciondecostos.com